Ruta en el municipio de Mogán, los azulejos de Veneguera es un regalo para la vista fruto de procesos de solidificación de los fluidos hidrotermales que expulsó el volcán de Tejeda.
La erosión ha dejado al descubierto varias capas con minerales de color rojizo, ocres, verdes y azulados.

    Datos del recorrido

    Duración: 4h 30' 
    Distancia: 5,7 kms
    Dificultad: Media-baja
    Tipo de ruta: circular

    Altura máxima: 948 metros
    Altura mínima: 399 metros
    Pendiente: 60 %
     

    Perfil topográfico

    Perfil topográfico
    Mapa de la ruta
    Rutómetro

    Se está en proceso de implementación.

    Descripción

    Situado en la carretera GC-200 Mogán - La Aldea alrededor de 1 kms antes de llegar a los azuelejos encontraremos una enorme piedra en forma de ovulo en el margen derecho de una cuva de la carretera GC-200. Desde ese punto se divisa el barranco de la manta y los impresionantes azulejos, se puede dejar los vehículos en la misma curva donde parte el sendero en el lado opuesto, un poco más adelante tambíen hay espacio para dejar los vehículos.
    El sendero sube montaña arriba pasando por un monolito de piedra enorme que parece una bomba volcánica, el sendero está amojonado en todo el camino sin muchas opciones a perdidas, como referencia siempre ir en ascenso y teniendo la vista de los azulejos.
    Llegaremos a una pequeña meseta donde el sendero se pierde un poco pero hay que seguir los mojones hasta alcarzar la pista de tierra que conecta el albergue de Inagua con la carretera principal que baja desde la presa de las niñas hasta Mogán. Tomaremos la pista en dirección a la casa de Inagua, merece la pena acercarse a los bordes para disfrutar de las vistas del Veneguera, así como de los Azulejos. Hay que estar atento pues hay un pequeño sendero que conectaremos con el sendero que bajará por el barranco de la manta, como referencia se verá la bajada empedrada del otro lado más o menos a esa altura está la bajada al barranco de la manta. Esta parte es un poco campo a través seguiremos el camino el curso del barranco si bajar al fondo, seguiremos los mojones hasta alcanzar un pino que se ha abierto paso en la cabidad de una bolsa de magma, curiosidades de la naturaleza.
    A partir de este punto el sendero va desendiendo en zing zang sin revistir gran dificuldad, hasta alcanzar los primeros pilancones dónde se podrá tomar un baño y relajarse en el entorno. Para continuar la bajada atravesamos el cauce del barranco de la manta, en el camino hay varios desvios que nos llevarán a disfrutar de cascadas muy bonitas. Llegados a la carretera GC-200 seguiremos por la carretera para recoger los vehículos (alrededor de un kilometro).
    Nota Bene: Este sendero se puede hacer mucho más largo partiendo de la degollada de Tasártico, en dirección al Viso y los andenes de Tasarte y la casa de Inagua igualmente muy interesante. .

    Galería de fotos

    Precauciones

    Prestar atención en la bajada tanto si ha llovido como sino, pues el terreno en algunas cosas tiene mucha pendiente y es fácil resbalar. Después de las lluvias resbalar es más que probable, además que se pasa en algunas zonas por piedra totalmente lisas.