Ruta en el municipio de Artenara, roque Faneque es el acantilado más alto de Europa con un desnivel de 1.026 metros sobre el océano Atlántico. Desde el roque se puede apreciar una expléndida vista del norte y oeste de la isla de Gran Canaria

    Datos del recorrido

    Duración: 2h 07' 
    Distancia: 6,2 kms
    Dificultad: Baja
    Tipo de ruta: no circular, ida y vuelta

    Altura máxima: 1.264 metros
    Altura mínima: 997 metros
    Pendiente: 60 %
     

    Perfil topográfico

    Perfil topográfico
    Mapa de la ruta
    Rutómetro

    Se está en proceso de implementación.

    Descripción

    Situado en el parque natural de Tamadaba en el término municipio de Artenara, dejamos el vehículo a la altura de las casas de los guardas forestales del Cabildo de Gran Canaria. Una gran casa de realizada en piedra con un patio en el centro y techos a dos aguas en el mismo borde de la carretera GC-216.

    Descendemos por una pista bien definida hasta llegar a la cueva del Zapatero (10'), seguiremos descendiendo en zing-zang a través de pinos por una pista de tierra, por el Lomo de Faneque que da paso a roca maciza, descenderemos hasta que tomaremos un pequeño ascenso por la parte derecha hasta alcanzar una pequeña meseta. Seguimos caminando por la parte derecha disfrutando de las maravilosas vista de Tamadaba, al igual del Ageate y el risco de San Nicolás hasta llegar al un punto geodésico (50'). Buen punto para disfrutar de las vistas y plantearse seguir el camino hasta la punta de Faneque.

    El sendero continua por la parte derecha del risco donde nos encontramos, pero se requiere de cierta habilidad pues hay varios tramos donde hay que trepar. Llegaremos a una meseta desde donde podremos divisar la punta de Faneque y las impresionantes rocas que la separan por el llamado paso del Perro. Para soltear dicho paso se requiere de equipo de escalada y experiencia. 

    Galería de fotos

    Precauciones

    Es común la presencia de niebla en la zona sobre todo en invierno por lo que hay que prestar cierta precaución especialmente si se llega a faneque y por cosas se nos mete niebla.